La ciudad más feliz de Texas

Por: Juan Alberto Caraballo G.

De esas veces en las que escuchas una conversación sin querer. Me encontraba tomando un café, tal vez sea muy cliché decir que plácidamente, pero ésa era la verdad, pues estaba de viaje, mi estado ideal, encantado conociendo Austin, la capital del estado de Texas y sede principal de la Universidad de Texas, mejor conocida sólo como UT. Allí me encontraba, en uno de los tantos cafés del downtown, específicamente sobre la emblemática Congress Avenue (sea un cliché o no, conocer esta avenida es un must al visitar la ciudad), junto a una maravillosa galería de arte alternativa, de ésas que destapan el alma moderna de cualquiera.

Mientras me sentaba a tomar mi café y esperando a que mis compañeros de viaje recibieran sus órdenes, a mi lado un hombre le contaba a su amigo complacido y entre risas que el fin de semana había llegado a vivir en la ciudad uno de sus mejores amigos y el novio de éste. Se trataba de una entusiasta pareja gay que manejó desde la open minded San Francisco y atravesó el conservador Texas con un explícito carro rotulado casi en su totalidad con alegorías referentes al mundo gay, como parafernálicos arcoíris multicolores, entre otros.

Fue así como este par de amigos disfrutaban de su desayuno mientras comentaban la intrépida osadía de los californianos, quienes, decían, tras su paso seguro habrán dejado boquiabiertos a más de un dogmático tejano. Pero, lo que más me llamó la atención de esta conversación en la que me vi envuelto tal vez por los elevados decibeles de las voces de los dos hombres o por mi desfachatez al concentrar mi atención donde ni siquiera me habían invitado, fue que el oyente de esta dupla finalmente exclamó “bueno, lo importante es que están en Austin, aquí ya están a salvo”.

 

EN AUSTIN ESTÁS A SALVO

Es probable que lo mejor de esta ciudad tejana sea que hay de todo para todos.

En principio se trata de una ciudad universitaria. En el mundo hay muchas de ellas, sobre todo cuando en ésta se encuentra la sede de una de las universidades más importantes de Estados Unidos. Sin embargo, Austin es bastante más que eso, de hecho sus estudiantes son sólo parte de los privilegiados que disfrutan de todas las posibilidades que la reconocida capital de la música en vivo puede dar.

austin7

¡Sí!, Austin está llena de restaurantes, bares, discos, museos, galerías, plazas comerciales irresistibles para cualquier shopaholic, espacios al aire libre para deambular a merced o hacer deporte, y espectáculos multitudinarios como el conocido Austin City Limits, un renombrado festival que cada septiembre y desde hace poco más de diez años reúne durante tres días muestras de arte y gastronomía –en su mayoría producida por locales– y más de un centenar de bandas que complacen a melómanos de todas partes de Estados Unidos y del mundo, muchos de ellos mexicanos.

Es que cómo no sentirse parte de una ciudad tan plural e insólita como para encontrarse a Sandra Bullock saliendo del supermercado o a Lance Armstrong trepando el Monte Bonell, disfrutando de la hermosa vista de la ciudad mientras hace alarde de que su talento como ciclista no sólo se debe al uso de drogas.

 

LIVE FROM AUSTIN

El que Austin sea considerada la capital de la música en vivo no es para nada una concepción casual y aleatoria. En realidad, aquí la música en vivo cuenta con un espacio privilegiado en casi cualquier parte, bien sea en un bar, un restaurante, plaza, evento público o privado, etc.

austin2

Caminar por la calle sexta –siete cuadras históricas conectadas al icónico edificio del Capitolio estatal en pleno corazón de la ciudad–, más que un cliché turístico inevitable es una experiencia musical en sí misma, donde las bandas y la algarabía de los paseantes –muchos de ellos turistas y estudiantes– son los protagonistas de divertidas noches.

Agudizar y activar todos nuestros sentidos mientras nos paseamos de un bar a otro en esta demandada zona puede ser una gran idea, ya que la música se ve acompañada por un espectáculo visual que encabezan las bellas construcciones de esta parte del downtown, un muy bien logrado catálogo de arquitectura en su mayoría victoriana. austin5

Precisamente tan variada como la música que se toca por toda la ciudad es la arquitectura que decora sus calles. Así, por ejemplo, el estilo victoriano se funde con detalles neo griegos resultando en un atractivo edificio con una fachada que presume unas imponentes columnas tipo jónicas, la que ha dado la bienvenida no sólo a turistas, sino también a las familias de varios gobernadores tejanos, quienes en La Mansión, como se conoce este inmueble, han encontrado su hogar desde mediados del siglo XIX.

El buen gusto en edificios de gobierno puede verse claramente expuesto en el magnífico Capitolio, una obra de estilo neo renacentista tan imponente que parece haber sido traída de la misma Florencia del siglo XV.

Con un pasado que parece un vaticinio de deplorables hechos, como la tragedia de Columbine y lamentablemente muchas otras masacres escolares contemporáneas, la torre de la Universidad de Texas es otro gran atractivo turístico por su innegable belleza arquitectónica y casi morboso valor histórico.

 

 

SI NO LO VISITAS, NO CONOCES AUSTIN

Como casi toda ciudad, en Austin hay sitios icónicos que son visita esencial al momento de turistear por la capital tejana; y uno de ellos es parada obligada cuando se tiene hambre de sabor local.

Quien se tome en serio el viajar, seguramente busca hurgar en los anales históricos del lugar que visita. En este caso, en Austin no hace falta buscar tanto, pues el Museo Bob Bullock de Historia del estado de Texas cuenta con tres pisos de muestras, muchas de ellas interactivas, que convierten al visitante en un experto exprés en la historia de Texas.

Pero precisamente conocer una ciudad tiene muchos matices. De Austin puede conocerse hasta su vegetación típica. Para ello está el hermoso jardín botánico o Centro de Flores Salvajes de Lady Bird Johnson, que a través de sus dieciséis jardines le muestran al visitante la flora de la región.

Este impresionante jardín es sólo uno de los atractivos naturales de Austin, donde el invierno es amigable y el verano caluroso y muy húmedo, precisamente porque el cimiento de esta ciudad es el Río Colorado y existen además diversos lagos, algunos de ellos artificiales, que representan un indiscutible atractivo para turistas y locales, quienes encuentran en este espacio un sitio perfecto para ejercitarse, pues no hay que olvidar que Austin es una de las ciudades más sanas de Estados Unidos en términos del hábito de su gente por mantenerse en movimiento y llevar una vida saludable, por algo uno de los productos en mayor desarrollo es los restaurantes de comida vegana, naturista, light y orgánica.austin4

Sin embargo, después de estimular la producción de serotonina en parques como el Metropolitano Zilker, un real must cuando se va a Austin, el bienestar de visitantes y locales puede verse aumentado con una merecida recompensa, que no precisamente radica en irse de shopping a cualquiera de las plazas comerciales y premium outlets con las que cuenta la ciudad, sino algo mucho más sencillo, económico y exquisito como entregarse a un plato de irresistibles chili beans 100% con sazón tejana acompañados de costillitas en salsa barbecue y una refrescante jarra de cerveza.

Para terminar el recorrido, tal vez lo más acertado sea retirarse a descansar y para hacerlo de la mejor manera el punto perfecto es, sin duda, el Austin Motel en funcionamiento desde finales de la década de 1930, que con su emblemático anuncio, bucólica decoración retro y simpáticos anfitriones se convierte en otra de las paradas obligadas de la capital tejana.

 

austin3