Cartagena de Indias

Ciudad amurallada con diversidad cultural, gastronómica, playas y extraordinaria arquitectura. Es un destino que todo viajero debe realizar.

Por: Gretta Villarreal | Instagram: @grettavillarreal

Hace unos meses, visité uno de los países que considero, tienen mayor riqueza en Sudamérica: Colombia, en donde parte de mi tiempo fue destinado a visitar Bogotá y el resto a Cartagena de Indias. Hablar de Cartagena es remontarse a las batallas y conquistas españolas donde habitaban tribus o bien, pensar en asaltos de piratas franceses o ingleses; ya que por su ubicación privilegiada era un punto para embarcar hacia Europa con fácil acceso.

FullSizeRender

Estos combates forman parte de la historia de hace ya 300 años. Como resultado de estos sucesos y con el fin de protegerse, los ibéricos en este lugar construyeron fortificaciones que hoy son sello representativo de la ciudad. Una de ellas es el “Castillo de San Felipe”; obra construida para cuidar los tesoros reales, esta construcción es admirada anualmente por millones de turistas. El Castillo es algo que no se pueden perder, tiene bóvedas activas en donde venden souvenirs y se puede ver en el punto más alto parte de la ciudad.

Conocer el centro histórico en Cartagena vale la pena. Te aconsejo que tomes un ritmo relajado, admira cada uno de los rincones, camina por sus calles o pasea en caballo (hay muchos recorridos de la ciudad en carroza). Mi experiencia fue una combinación culinaria (paradas oficiales en cevicherías, escuchar canciones y/o comer un helado) además no olvides visitar los lugares culturales: Catedral de Santa Catalina de Alejandría, la Torre del Reloj, la Iglesia de San Pedro Claver y Santo Domingo.

IMG_4094

Posteriormente, para seguir descubriendo la ciudad fuimos a las “Bóvedas”. Es un lugar lleno de comercios pintorescos donde te venden todo tipo de recuerdos y detalles artesanales. No perdimos la oportunidad de comprar textiles y bolsos elaborados por la comunidad wayuu ya que sus manualidades son algo característico.

Para aquellas personas que les guste la historia no se pierdan:
• El Palacio de la Inquisición
• Ermita de la Candelaria del Pie de la Popa
• Tomarse foto con la escultura de bronce “Zapatos Viejos”

Cartagena es una ciudad colonial con toques modernos y llena de encanto. Al igual que mis papás, al recorrer sus callejones y calles, experimenté esa diversidad arquitectónica entre lo viejo y lo nuevo.

cartagena de indias-colombia

 

Es increíble la magia que tiene el lugar. Mientras haces el recorrido puedes observar, además de las esculturas del Maestro Botero, una cantidad importante de balcones adornados con flores de colores, gente tocando diferentes instrumentos, restaurantes y bares originales llenos de detalles.

Cuando uno viene a Cartagena debes entender que combinarás el tema ciudad con la playa. En mi experiencia este fue uno de los highlights. Si tienes oportunidad visita alguna de estas opciones:
– Bocagrande
– El Laguito
– La Boquilla
– Astillogrande
– Marbella
– Playa Blanca (Barú)
– Rosario