Derechos humanos con rostro de mujer

En el Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León estamos abordando temas para impulsar la Igualdad, la No Discriminacvión y una vida Libre de Violencia para mujeres y niñas. Alguna vez te has cuestionado ¿Cuál ha sido la lucha histórica para conseguir la Igualdad entre mujeres y hombres?

 Por: Yamilett Orduña, Presidenta Ejecutiva del Instituto Estatal de las Mujeres NL | Facebook: @yamilettordunamty

 Hoy quiero llevarte a reflexionar, que el verdadero concepto de IGUALDAD radica en que mujeres y hombres tengamos el mismo acceso a los Derechos Humanos.

Hombres y mujeres somos diferentes en algunos ámbitos; sin embargo, en cuestión de los derechos no pueden ser ni más ni menos, sino iguales.

La ONU define los Derechos Humanos como: derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Partiendo de esta definición la cual establece el deber de “no hacer distinción alguna”, es necesario precisar que mujeres y hombres viven situaciones y condiciones diferentes. Las mujeres han vivido históricamente en circunstancias de subordinación y exclusión con relación a los hombres, lo que ha generado que no puedan ejercer plenamente sus derechos en igualdad de condiciones.

Imagina una carretera de dos carriles donde el destino es el acceso a los derechos. De un lado van los hombres, que a lo largo de la historia han tenido un acceso fácil e implícito al voto, a la educación, al desarrollo económico y a la libertad de expresión, entre otros. Por el otro lado, tenemos el carril que ilustra la historia de las mujeres, con un camino lleno de baches en el pavimento; donde no hay acceso: al voto, a la educación, a la salud, a los derechos sexuales y reproductivos, derecho a una vida libre de violencia, derecho al trabajo, al desarrollo, a la participación política, a la información y a un ambiente sano. Como lo visualizamos en esta ilustración, hay derechos que en la práctica no pudieron hacerse válidos para las mujeres, porque existen diversos factores que las discriminan e impiden el reconocimiento y goce pleno de ellos.

En la actualidad, gracias a la lucha constante de mujeres, valientes y esforzadas, y de varones que entienden muy bien la lucha por la igualdad de los derechos, se han logrado avances significativos tanto a nivel internacional, nacional, estatal y legislativo además, se progresó en políticas públicas, programas y presupuestos tendientes al reconocimiento pleno de los derechos de las mujeres. También, existen mecanismos creados a nivel Nacional, Estatal y Municipal, como son el Instituto Nacional de las Mujeres, el Instituto Estatal y las Instancias Municipales de las mujeres en 49 municipios de Nuevo León. El propósito es promover el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres. A nivel estatal existe un marco normativo alineado a los instrumentos internacionales y nacionales de los derechos humanos. De esta manera, se logra avanzar hacia la igualdad entre mujeres y hombres, así como para que las mujeres vivan libres de violencia.

Desde el Instituto Estatal de las Mujeres, seguimos implementando acciones de capacitación destinadas a la prevención de la violencia hacia mujeres y niñas. Nuestro objetivo es la difusión de todos sus derechos, así como atención inmediata para que todas vivan sin discriminación, sin violencia, sin excepciones, y alcancen una vida plena y digna.