El camino de la paz

Todos deseamos estar en paz, es una necesidad del ser humano que nos da tranquilidad y descanso; es un anhelo natural. Encontrar la paz a cualquier precio, es una guerra disfrazada de paz.

Algunas veces, la paz viene disfrazada de situaciones parecidas a esta:

  1. Como consecuencia de evadir personas,
    de sacarlas de tu vida y de no aceptarlas tal y como son.
  2. Cuando estás en paz debido a la indiferencia ante ciertos problemas.
  3. La ausencia de problemas. Las personas que huyen de alguna
    persona, de sus casas o de su país para tener paz, solo la tendrán
    durante el escape, por qué estar en paz es un estado que proviene de
    nuestro interior.

Debemos aprender a trabajar en nuestra paz interior y generarla desde adentro, sin esperar a que alguien venga a dárnosla desde afuera.  La diferencia entre tener Paz y estar en Paz es:

Tener paz es momentáneo y temporal, es hacer una pausa, salir a
tomar aire fresco, tomar un break, desconectarse, hacer un viaje o huir para cargar pilas. Estar en paz es cuando sin tener que darte un escape vives la paz dentro de ti, la respiras, la sientes, la observas, escuchas y saboreas siempre y en todo momento sin importar la circunstancia que estés viviendo o a la persona que tengas que soportar.

Estar en paz es vivir sin que nada ni nadie del exterior te perturbe, sin olvidar la empatía.

Y TÚ, ¿ESTÁS EN PAZ?

Aprender a estar en paz es mantener la calma para tener la cabeza fría en medio del fuego, a encontrar en medio de ese calor un abrazo frío y reconfortante en tu interior en el que nada te perturbe. Eres capaz de descubrir la fuente del amor en medio del caos y entender la razón por la cual algunas personas se comunican con un lenguaje agresivo o nocivo; es el lenguaje que aprendieron y conocen como expresión de amor.

Cuando tienes la capacidad de empatizar con el mundo, dejando a un lado los juicios, practicando el entendimiento.  Cuando asumes tus responsabilidades y rectifcas tus errores cuando
es posible. Esto libera tu mente.

 

5 Consejos prácticos para estar en Paz

Te invito a practicar estos puntos para descubrir la belleza colateral y el opuesto positivo en donde brotarán las mejores ideas para empezar de nuevo con otra perspectiva; una perspectiva pacífica y en amor. Y al vivir en amor, desarrollamos nuestra capacidad de comprender y de servir, que es el mayor tesoro que existe y se encuentra en nuestro ser interior y así convertirnos en una máquina de paz.