Julián Ríos, dispuesto a cambiar el mundo

jualian2

Julián Ríos Cantú esta al frente de Higia Technologies, una empresa de tecnología de biosensores; creadores de Eva, un sostén enfocado en brindar a las mujeres un método de autoexploración para una temprana y efectiva detección del cáncer de mama.

Por: Jazmín Aldaz | Fotografías: Cortesía Julián Ríos

¿Quién es Julián Ríos?

Tengo 18 años y siempre he vivido en México. Mi hermana gemela y yo nacimos por inseminación artificial, mi mamá tenía 38 años y quería tener hijos. Mi gran pasión desde los 10 años es la ciencia. Soy disléxico y las materias de la escuela que involucraban lectura me hacían sufrir así que me interesaban más las que tenían relación con las matemáticas y ciencias.

¿Cómo te defines a ti mismo?

Obsesivo… tengo una obsesión por resolver preguntas y problemas del mundo.

¿A quién admira Julián?

A mi mamá; es madre soltera y el único sustento de mi familia. Ha padecido cáncer de mama, diabetes, preeclampsia, osteoporosis y fibromialgia. A pesar de todo es feliz y trabaja aunque no tenga ánimos, por nosotros.

Por otro lado, Richard Feynman, físico norteamericano ganador del Premio Nobel. De él aprendí que la ciencia es mucho mas que un proceso, es un estilo de vida.

julian3

Platícanos sobre tu historia personal con el cáncer de mama.

Cuando tenía 8 años a mi mamá le diagnostican cáncer de mama. Afortunadamente fue detectado a tiempo y salió sin problemas. Cinco años más tarde se realiza una mastografía como lo indicaba su médico, y detectaron una anomalía del tamaño de un grano de sal. Aunque el protocolo indica realizar una biopsia el médico le dice “no te preocupes, es probable que sea resultado de la primera cirugía que tuviste: una cicatriz”.

Seis meses después se hace una mastografía fuera del país y el resultado es muy distinto. Ahora hay dos anomalías: una del tamaño de una pelota de golf y la otra del tamaño de un chícharo: cáncer tardío.

Me sentí traicionado por el sistema en el cual habíamos confiado. Ella había seguido todas indicaciones al pie de la letra y fue inútil. No podía concebir que estuviéramos luchando con un cáncer en fase 3; no entendía por que había fallado la mastografía, el médico, los medicamentos. Este deseo por saber qué había salido mal me inclinó a estudiar sobre el cáncer de mama.

¿Cuanto tiempo te llevó a desarrollar Eva?

Comencé leyendo cosas muy básicas, después literatura académica y reportajes científicos.

Un año después tenía un panorama claro de cómo surge el cáncer de mama. Entendí que había 3 puntos clave que podrían ser indicadores: cambios en la textura, temperatura y curvatura del seno.

Trabajando con sensores táctiles en el equipo de robótica de mi escuela encuentro un área de oportunidad muy interesante; existe una forma de cuantificar estos tres factores.

Mis compañeros y yo entramos a un concurso de innovación y ganamos. Entro becado a la escuela de negocios, y ahí decidí construir una empresa.

Al inicio éramos 4 personas, uno de ellos salió al mes abrumado por la cantidad de trabajo. Nos hemos mantenido los 3 fundadores: José Antonio Torres, José Ángel Lavariega y yo. Actualmente somos 10 personas: 7 empleados, más un grupo de doctores y asesores.

¿Cómo se comercializará este producto?

Ya sea por venta directa al consumidor en tiendas de conveniencia o plataformas en línea. Se usa en casa, de manera personal, monitoreando la salud de tus senos.

También creemos que debe estar en las manos de todas la mujeres del mundo. Para ello necesitamos que organizaciones gubernamentales y no gubernamentales dedicadas a la prevención, adquieran el producto en masa y los llevan a zonas rurales donde las mujeres acudan de forma mensual para garantizar un diagnóstico oportuno.

¿Funciona si hay implantes?

No, porque hay una barrera de silicona sobre el tejido, tampoco funciona en mujeres con cirugías muy complejas como una mastectomía parcial.

julian1

Recomendaciones a jóvenes emprendedores.

Tengo dos, la primera es: lo más importante es tu equipo. Probablemente la idea que tengas fallará o va a transformarse tanto que será irreconocible. Formen un equipo que asegure que podrán ejecutar todos los aspectos fundamentales del proyecto.

La segunda: dejar de perder tiempo en preparación e investigación. Cometí ese error y hubiese aprendido más poniendo manos a la obra. En México sobran ideas, pero falta implementación y lamentablemente, las ideas valen muy poco.

¿Cómo visualizas tu empresa a futuro?

Entre más avanzamos comprendemos que nuestra tecnología tiene aplicaciones más allá del cáncer de mama. Por ejemplo: la detección de cáncer testicular y la prevención de amputación por pie diabético.

Estamos explorando y trabajando en nuevos productos y cumpliendo nuestro objetivo: salvar millones de vidas al año. Prometo que sea lo que sea, va a ser interesante.

No te pierdas el  streaming que Julián tuvo con nosotros donde nos cuenta a detalle en que consiste Higia Technologies y todos los productos que se están desarrollando.

GuardarGuardar

GuardarGuardar