Ayudar a manejar la espiritualidad cuando eres niño, mejora los desafíos de la vida. Especialistas aseguran que un niño espiritual toma mejores decisiones y al hacerlo, cambia el rumbo de su vida.

Por: Elsie Cornejo, Voluntaria de “Spirituality for Kids” en Monterrey

Espiritualidad para Niños (Spirituality For Kids)
Organización sin fines de lucro. Ofrece a padres e hijos, maestros, cuidadores y guías, un programa integral de valores y habilidades socioemocionales con el fin de enseñar a los niños a reconocer su potencial y profundizar en el sentido de propósito.

Cada niño en el mundo merece tener acceso a conceptos espirituales universales desde una etapa temprana de su vida. Estos conocimientos les serán de gran utilidad para que aprendan a tomar mejores decisiones para sí mismos y el mundo; de tal forma que logren estar conscientes de la interconexión que hay entre ellos con el universo.

Existen diversos programas de espiritualidad para los niños, en los cuales se conjugan dinámicas interactivas de aprendizaje, actividades artísticas y juegos. Otra estrategia es enseñarles a llevar un diario personal con el fin de ayudarles a cone-ctar su esencia con su fuerza interna, el resultado de esta dinámica es que observen que al presentárseles cualquier situación difícil o inesperada vean que el poder para superar cualquier obstáculo se encuentra dentro de ellos mismos.

image4

Cualquier persona puede percibir lo enriquecedor que es cuando un niño entra a un programa formal para fortalecer su espiritualidad. Ya que estos chicos se distinguen de los demás porque aprenden a enfocarse en metas, reflexionan en sus acciones, comprenden el impacto de las decisiones que toman, y entienden los beneficios de la dignidad humana.

“Un niño espiritual comprende la tolerancia y a desarrollar el deseo de hacer la diferencia en el mundo que los rodea.”

En México existen personas que dedican su tiempo al desarrollo espiritual infantil como Michal Berg, Directora Ejecutiva del programa “Spirituality for Kids” y madre de cinco hijos, ella busca colocar programas espirituales al alcance de los padres y niños alrededor del mundo. Su taller “El Juego de la Vida” está traducido en cinco idiomas, y es una herramienta que ayuda a toda la familia a lograr transformación positiva creando vínculos especiales.

La ideología más profunda de Michal es que, no sólo los padres ayudan en el desarrollo espiritual de sus hijos, en este caso, también los niños desempeñan un papel significativo en el crecimiento espiritual de sus padres.

logo