Personas enojonas, criticonas y juzgadoras

Captura de pantalla 2015-12-17 a la(s) 13.29.43

Por: Vero Marcos / www.veromarcos.com

 

Cuando eres una persona que se enoja constantemente por lo que hacen los demás, los criticas y los juzgas, significa que no estás contento con la vida que llevas, que estás molesto contigo mismo y te desquitas enojándote con el otro; también puede ser que escondas algo muy secreto y por lo mismo no te aceptas, de esta manera surge la crítica y el juicio al otro.

Síntomas como los que te menciono pertenecen a las personas que no son felices y por ende sacan su amargura desquitándose negativamente con los demás.

No es que te afecte lo que esté haciendo el otro, sino que te afecta que tú fuiste así, y que en algún momento de tu vida estuviste en ese nivel de inconciencia al igual que la persona que ahora aparece en tu camino, y como aún no te has perdonado por ello, te enoja ver que el otro lo siga haciendo. Otro motivo por el que te molestan los actos de los demás, es que también escondes una secreta envidia, ya que quisieras ser igual que ellos y como no lo eres, te enfadas con todo y todos.

En el momento que decidas perdonarte a ti mismo por tu pasado, lo asumas y lo aceptes dejarás de juzgar al otro… en automático verás a los demás con el corazón, con los ojos del amor… entenderás que esa persona que te desespera y te cae mal está en su proceso, y trata de hacer las cosas lo mejor que puede de acuerdo a su evolución personal.

Un principio básico de saber vivir es el siguiente:

¡No le pidas a alguien que aprenda a tu ritmo o que sea como tú…! Ejercitando el alma por medio del amor incondicional, la comunicación, la paciencia y la tolerancia, te renovarás y crecerás internamente, ya no le darás tanta importancia a ciertas cosas y, dejarás ser a las personas como quieran ser. Es cuestión de soltar y ser libre de pensamientos negativos.

Y cómo responderle a los juzgadores, criticones y enojones: Si tu llamada, tu mensaje o tu Whats App y lo que vas a comunicarme no es positivo, no me es útil, no te consta, no sabes si es real, es supresivo, no es bueno para mí, me enojará, me angustiará, me frustrará o me pondrá triste, por favor: ¡¡¡NO ME DIGAS NADA!!! Estoy en una vibración muy alta y así quiero quedarme… Te mando muchas bendiciones, paz, luz y amor.

 

Identifica a estas personas…

El criticón: habla mal, juzga, analiza, escudriña y señala a los demás.

  • Hablan mal de la persona que se va primero de una reunión.
  • Critican contigo a amistades mutuas (también te criticarán a ti con ellos).
  • Critican a su propia familia.

 

El que juzga: Se forma un juicio o opinión sobre una persona o cosa.

  • Señalan a las personas por sus acciones.
  • Les parece mal lo que otras personas dicen o hacen.
  • Siempre están observando lo que haces y cómo lo haces.

 

El enojón: Siente disgusto o enfado con facilidad.

  • Son irritables.
  • Todo les molesta.
  • Tienen muy poca paciencia.