Por: María Fernanda Lavalle

Fotografía: Raúl Tovar

 

 

Entrevistamos a Agatha Ruiz de la Prada en su tienda de Nueva York ubicada en Tribeca, la cual nos fascinó por su diseño realizado por el arquitecto Karim Rashid. Agatha nos cuenta que hay una excelente conexión en los diseños de ambos, ya que éstos están llenos de color imperando siempre las tonalidades en rosa tanto en la ropa de ella, como en las construcciones de él.

Irrumpió en la escena de la moda, en plenos años 80, la explosión de color y la ruptura de formas en sus diseños no dejaron indiferente a nadie. Había quienes admiraron su osadía y otros tantos se burlaron de sus excesos, pero nadie apostó por el éxito de una ropa que resultaba extravagante incluso en pleno delirio creativo ochentero. Sin embargo, hoy, Agatha Ruiz de la Prada es una empresaria multifacética que triunfa en todo el mundo. Desde su showroom en Nueva York, Agatha nos habló de su trayectoria vital y profesional, también conversamos acerca de la fábrica de ideas, lo que ya se conoce como “Agathización”, misma que se define como parte fundamental de su trabajo: “Es intentar seriamente convertir algo normal en algo Agatha”.

Nos sentamos en una mesa dentro de la tienda, y mientras tomamos té y galletas nos contó sobre su propuesta y su última exhibición en el D.F.

 

¿Cómo defines al público mexicano respecto al gusto por la moda, y cómo perciben tus creaciones en este país? 

En México entienden mis diseños perfectamente porque los mexicanos aman el colorido. El color forma parte de sus tradiciones y de su cultura. Además México está en un momento de euforia económica y la moda es una necesidad para expresar esta época, aunque también se sufre de problemas políticos y de seguridad.

 

Nos encanta tu estilo alegre y jovial, ¿cómo eliges las figuras icónicas de tus colecciones?, ¿por qué corazones, estrellas, en fin…que otra figura viene próximamente? 

Los corazones, las estrellas, las flores, se han impuesto de una forma natural. Uno no planea su estilo; el estilo se construye con los años trabajando mucho y siendo fiel y coherente. Pero respondiendo a tu pregunta, no sé si vendrán nuevas figuras.

 

Debe sentirse increíble ver a la gente usando tus cosas…

¡A mí me da miedo! Cuando estaba Abercrombie de moda, mis hijos tenían 13 años y cuando abrieron la tienda en Madrid ya no era lo mismo, lo que les fascinaba era ir a Nueva York y conseguir las cosas ahí. Así funciona la naturaleza humana, en el momento en que lo tienen en Madrid ya no les entusiasma, eso pasa mucho, esa es la razón por la que no abro una tienda en México, pues la idea es ser una marca aspiracional.

 

Captura de pantalla 2015-12-16 a la(s) 11.46.09

¿Qué piensas del negro?

Soy enemiga del negro, lo encuentro horrible. Por lo mismo me encantan México y la India, pues son dos

pueblos donde abunda el colorido.

 

¿Qué es lo que te gusta de México?  

Todo. Me gusta la gente, la comida, el tiempo, los colores (el rosa mexicano), los arquitectos (Barragán, Legorreta)… ¡Todo me entusiasma… México me gusta cada día más!

 

¿Crees que el público mexicano entiende igual tus diseños que la gente de España? 

Creo que los mexicanos son mucho más abiertos que los españoles. Entienden mucho mejor el sentido de mis colores. En México, el color es parte de su cultura por eso, yo me siento muy mexicana.

 

Tener una tienda en Nueva York no es fácil, ¿cómo logras el éxito en Manhattan, donde están los grandes creadores de moda y los mayores influyentes del mundo? 

Tengo la suerte de tener a Lucia Cordeiro como directora en NY. Conoce muy bien el mundo de la moda, ¡tiene una experiencia bárbara! Pero hay que entender, que NY es una ciudad durísima y es imprescindible tener mucha fe en uno mismo para no desesperarte.

 

Al igual que tus obras coloridas y divertidas, ¿qué es lo más divertido de tu vida dentro y fuera del trabajo? Lo mas divertido es trabajar. Y es fundamental tener una vida cultural lo más rica posible.

 

Agatha, llegas a todo tipo de gente; grandes, chicos, diseñas desde una lavadora hasta una prenda accesible, exhibes en museos y vemos tu ropa en tiendas, así como los famosos lipsticks, ¿Qué me dices del público masculino, cómo ven ellos tu propuesta ? ¿Los hombres también gustan vestir con esa gama de colores que te identifica?

¡Muchos hombres ya son más Agatha que inclusive muchas mujeres! Y aunque ahora he sacado una pequeña colección para ellos, también gustan de comprar prendas de mujer.

 

Compártenos el secreto para después de 3 décadas seguir sorprendiendo a la gente…

Soy muy fiel a mi misma. Y tengo la fortuna de tener la ilusión del primer día intacta.

 

Sabemos que te dan un poco de miedo los aviones, ¿cómo superas los miedos ya que tu vida en parte es viajar constantemente? 

Los supero poco a poco, pero en general soy una persona demasiado miedosa. Poca gente lo sabe.

 

Por último, ¿si tuvieras que ser anfitriona de una cena con cinco invitados, quienes serían los ideales (pueden ser vivos o muertos)?

Pablo Picasso, Marcel Proust, Coco Chanel, Frida Kahlo y Talleyrand.