Láser para rejuvenecimiento vaginal

Por una vida sexual más placentera

Anteriormente, era poco habitual que una paciente en la menopausia o antes de ella, consultara al ginecólogo sobre su estética y función genital en relación con la vida sexual. Ya es más frecuente que tengan inquietudes con respecto
a su sexualidad, su función genital y sobre su incontinencia urinaria que suele quedar después de los embarazos o con la menopausia.

Hoy en día las demandas de la mujer están cambiando y el láser en Ginecoestética ofrece alternativas para aumentar la calidad de vida en pacientes con patologías vaginales funcionales y estéticas mediante el rejuvenecimiento vaginal
con láser.

La esperanza media de vida de la mujer en México es de 78 años. Una mujer puede alcanzar la menopausia a los 50 años, por lo que aún le quedan por vivir casi 30 años más y quiere disfrutarlos mejorando su calidad de vida, sin renunciar a sus actividades habituales y a su vida de pareja.  Hasta hace unos años, el láser en Ginecología sólo trataba patologías del aparato genital como verrugas, VPH de cérvix o labioplastias.

En la actualidad, el láser trata tanto la estética como la función vulvar y vaginal. Problemas como la pérdida de elasticidad y sequedad vaginal o incontinencia urinaria de grado leve constituyen las demandas más habituales de las pacientes en la consulta de Ginecoestética. A lo largo de la vida de la mujer se producen cambios que afectan a la zona genital, como los partos vaginales y la reducción progresiva de estrógenos (menopausia).

 

Parto

El parto vaginal afecta a la estructura anatómica de la mujer. La cavidad vaginal puede verse
alterada al perder su elasticidad y capacidad de tensión, así como quedar parcialmente dilatada tras el parto lo cual produce una reducción de la sensibilidad durante las relaciones sexuales.

Descenso del nivel de estrógenos

 

Los estrógenos juegan un papel importante en la estructura de los tejidos vaginales. Con el descenso
de estrógenos en la menopausia las paredes vaginales adelgazan, provocando infamación, sequedad e incluso mayor tasa de infecciones por el cambio de pH vaginal. Todo ello difculta las relaciones de pareja.

 

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Tanto el descenso de estrógenos como los partos múltiples o alteraciones hereditarias pueden ser
la causa de las pérdidas leves de orina que se producen al realizar ejercicio físico, al reír o toser.

¿Cómo actúa el láser de rejuvenecimiento vaginal? 

El equipo de Vaginoplastía Monterrey aplica para el rejuvenecimiento vaginal el láser Erbium-Yag (Juliet), especialmente diseñado para el tratamiento médico de la atrofa vaginal. Este produce un efecto térmico que estimula la producción de colágeno en las células y tejidos de la vagina. Este colágeno nuevo recupera la función
vaginal de forma integral:

-Reduce el diámetro de la vagina.
-Reconstituye el pH vaginal.
-Recupera el tono y la lubricación
de la vagina.
-Devuelve el control de la fuerza
en la vagina.
-Recoloca la uretra para evitar
pérdidas de orina.
-El tratamiento no requiere hospitalización
ni postoperatorio.

Se realiza de forma ambulatoria, en una sesión de entre 10 y 15 minutos de duración. Después del tratamiento, la paciente puede retomar inmediatamente su actividad habitual. Según el grado de atrofa o laxitud vaginal,
la paciente puede necesitar entre 2 y 3 sesiones, dejando que transcurra un mes entre sesión y sesión. Acuda a valoración en el Centro Láser de Piel y Estética Genital Femenina (www.vaginoplastiamonterrey.com)
para valorar qué opciones tenemos para usted.

www.vaginoplastiamonterrey.com