Por: Javier Livas  Twitter/ JavierLivas

Ante el triunfo de Trump tenemos dos caminos: el primero, le llamo la opción “Llorona” y el segundo, la opción “Fregona”. Primero: me pregunto si los mexicanos ya entendieron que Trump ganó; yo lo anticipé, pero fui ignorado cuando todos los analistas decían lo contrario. Ahora voy hacer otra predicción basado en las respuestas que le den a este escrito que voy a exponer en este momento:

La primera elección que es la opción llorona, es seguir descalificando al Presidente Electo Trump. Esta es la alternativa de los llorones y de los asustados. Podemos seguir contagiándonos con temores unos a otros  aceptando, que la única solución, es ponernos a temblar. Lo que se presenta en nosotros es el miedo, que incluso está contagiando a los niños que ni culpa tienen del desmadre de país en el que vivimos; o sea, que tenemos un gran miedo porque en Estados Unidos escogieron a Trump, pero no nos dio miedo votar por EPN, no nos dio miedo de lo que pasó en Michoacán, en Guerrero o Chiapas, incluso, no nos da miedo lo que está pasando aquí en Monterrey y la zona metropolitana. Estas personas son los mismos miedosos que dan por hecho que nuestras alternativas son AMLO o Margarita Z, ¡háganme el favor! Todavía no empieza el 2018 y ya están derrotados. Es increíble, por favor no se dejen llevar por estos rumores de que solamente estas personas conocidas pueden llegar, en este caso, a rescatar un país, ¡por eso nos va como nos va! Es por demás…con la estupidez colectiva ¡No se puede! Mi consejo sería: si eres tonto no contamines el ambiente ni las redes con tus temores, o lágrimas. En resumen: no te comuniques con los demás utilizando palabras o comportamientos estúpidos. Si contagias negativismo peor nos irá a todos.

La segunda alternativa es: actuar como adultos, con madurez y serenidad. Significa darnos tiempo para pensar y para examinar la nueva realidad. Por ejemplo: “vamos a renegociar el TLC” ¡Muy bien! Me pregunto ¿Quiénes ganaron y quienes perdieron con el TLC? ¿Acaso hemos contestado esto?, Si fue tan bueno hace 30 años, entonces ¿Por qué hay más millones de mexicanos en la extrema pobreza?, ¿Por qué salieron millones de mexicanos al extranjero? ¿Por qué allá ayudaron a construir un gran país? Y acá, estamos ansiosos esperando su remesa. Porque en México estamos hablando de un tratado en el que interviene el congreso, y allá el NAFTA quiere decir acuerdo comercial firmado por el presidente y por lo mismo el propio presidente lo puede revocar; o sea, que allá se reservaron el derecho de salirse inmediatamente, y aquí tiene que pasar por el congreso. Entonces, no sabemos cómo funciona en Estados Unidos pero eso sí…  les queremos dar consejos … ¡Vamos arreglar nuestro país! El problema no son ellos, el problema somos nosotros los mexicanos en conjunto con el desmadre de gobierno que tenemos lleno de corrupción, y que además, está aflorando por todos lados, en todo momento, en todas direcciones.

Ahora bien, volviendo a lo del tratado… ¿ vamos a tener fábricas que no van a poder exportar?, bueno, y  quién tiene la culpa eso ¿Trump? O fue culpa de Salinas de Gortari cuando negoció mal el Tratado de Libre Comercio. Ahora dicen que van a renegociar, y ¿quién hará eso por nosotros?…¿Peña Nieto? Vamos a poner en manos de ellos, los mismos que nos roban, nos explotan,  nos echan mentiras, son ignorantes, ¿Esos son los mismos que van a ir a renegociar?

Porque cuando yo dije con meses de anticipación: va a ganar Trump; nada perdemos con empezar a planear ¿Qué podemos hacer en caso de que gane?  No me escucharon, nos esperamos a que ganara y ahora solo faltan días para  que el señor tome posesión; entonces, ¿Creen que para el 20 de enero tendremos lista la propuesta? No sabemos lo que queremos, tampoco sabemos que vamos a ir a decir… no sabemos nada.

Para concluir: podemos optar por pensar en vez de optar por llorar. Se trata de ver nuestras fallas en vez de culpar a otros. Podemos organizarnos en vez de meter la cabeza en la arena y dejar las nalgas al aire, como lo estamos haciendo hasta ahorita.

De lo que me contesten en mis redes sociales podré hacer una predicción de cómo nos va ir con Trump. Espero sus comentarios.