Eugenia Debayle: Volver a Nacer

#LaVidanotepidePermiso

“Arranco con decirles que estuve tres minutos muerta”; fue así como inició una reveladora conferencia que Eugenia Debayle ofreció hace unos meses para un evento para mujeres.

“La vida no pide permiso y eso me pasó a mí, de repente mi vida se
me rompió, me enfrenté a un paro cardiaco, después estuve en un coma inducido, estuve muerta por 3 minutos, estuve en terapia intensiva, mi cuerpo estuvo luchando muchísimo porque tuve una situación en la que mis órganos no funcionaban. Mi hígado, mis riñones, nada funcionaba”, compartió.

Ahora, vuelta a nacer, descubrimos una Eugenia fuerte y decidida: “Ha sido un proceso que he sentido largo. Ha sido cansado, ha sido duro, pero ahorita me siento bien. Me estoy rehabilitando todos los días, entonces creo que la actitud también tiene que ver mucho”.

Y precisamente una buena actitud ante la vida es la que refleja e inspira a muchos a su alrededor. Conoce su proceso, fortalezas y déjate sorprender por sus recomendaciones de belleza.

 

PM: Volver a la vida profesional, la estabilidad de una rutina es complicado y paso a paso lo has logrado. Durante el proceso; ¿quiénes fueron tus pilares de fortaleza para conseguirlo?

ED: Mis pilares fueron mi familia y en especial, mi esposo Servio.  Ellos me apoyaron de distintas maneras, cada quien dando lo que necesitaba de cada uno. Por ejemplo, Servio, ha estado conmigo en este proceso todos los días. Él me motivó en mis días malos, en mi llanto y dolor. Me empujaba a hacer mis terapias, siempre demostrando amor y paciencia. Mis hermanos también estuvieron al pendiente todo el tiempo. En especial mi hermana Martha, quien estuvo al pie del cañón y mis papás que me dieron mucho apoyo emocional.

PM: ¿En qué manera ha cambiado tu filosofía de ver la vida tras el incidente?

ED: Me ha empujado a no tomarme la vida tan en serio, me siento mucho más en contacto conmigo. Ahora me escucho todo el tiempo. Escucho lo que mi cuerpo y mi alma necesitan. Mi filosofía es la de hacer y vivir mi vida como yo quiero y estoy trabajando en ese proceso para realmente aplicarlo.

PM: ¿Qué prioridades cambiaron en tu vida?

ED: Hoy mi prioridad soy yo.  Sé que si yo estoy bien, los que están a mi alrededor están mejor. Claro que eso lo desarrollo de la mano con mi parte espiritual. Me he vuelto más creyente en Dios. Cuan- do te pasa algo así, es imposible ignorarlo.

PM: ¿Cuáles fueron y qué actividades realizaste para recuperar tu fortaleza?

ED: He estado trabajando mucho en mi persona, haciendo terapia física, cognitiva, psicológica, más reflexión espiritual y mucho des- canso. Regresar al trabajo también ha sido una terapia muy positiva.

PM: ¿Alguna frase, libro, o personaje que te inspire?

ED: La palabra: Gracias.

PM: ¿Qué es lo que te fortalece cada día?

ED: El amor.

PM: Cuéntanos como nació la idea de crear The Beauty Effect y el efecto que tiene en ti.

ED: The Beauty Effect nació como un hobby. Siempre me ha interesado saber cómo funciona la piel, qué debemos comer para tener el pelo sano y en general toda esta corriente antiaging me atraía y leía mucho sobre estos temas. Comencé a compartir toda esta información en un blog, que después se convirtió en sitio de Internet, seguido de una revista impresa y ahora hasta tenemos un evento que se llama The School Of Beauty.  La marca ha crecido exponencialmente. Me gusta lo que he creado porque de alguna manera impacto a miles de mujeres que encuentran en la belleza motivación y autoestima.

A mí The Beauty Effect me ha dado mucho regalos. Es un trabajo que me encanta y una necesidad incontrolable de compartirle a toda mi audiencia lo que aprendo todos los días. He aprendido mucho de mí, de la belleza interna, de la importancia de lo que tenemos en la cabeza, lo que decimos y lo que nos decimos. Es increíble como un tema como la belleza me ha enseñado tantas cosas de mí que van mucho más allá de la parte física.

 

Instagram: @eugeniadebayle

Twitter: @eugeniadebayle

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar